Compartir


Cada vez que vemos un vídeo, visitamos una web o simplemente debido a nuestro contenido subido a cualquier servicio o plataforma, contribuimos a que el consumo energético de Internet y todo lo que hay detrás necesario para que funcione aumente un poquito más. Actualmente este consumo ya supone un cerca de un 7% de toda la energía consumida a nivel mundial. Solo superado por el consumo global como país de Estados Unidos y China. Si nos paramos a pensarlo, es una barbaridad y por ello es uno de los focos de Greenpeace, que ha vuelto a analizar cómo llevan los grandes de Internet su migración hacia las energías renovables.

Muchas veces hablamos de nuestra huella en el planeta, refiriéndonos al uso de materiales y energía que cada uno de nosotros hacemos, el objetivo sin duda es reducirlo al máximo posible pero me atrevería a decir que la inmensa mayoría de la gente que piensa en este sentido no tiene en cuenta el consumo que genera diariamente con su comportamiento online.

En los últimos años hemos asistido al boom de los servicios en la nube y al video streaming, por ejemplo en 2015 según datos de Cisco, el video streaming ya supone un 63% del tráfico global en Internet y se espera que este llegue al 80% en 2020. Se calcula que solo a Youtube se suben cada minuto más de 100 horas de vídeo…imaginaos primero la cantidad de almacenamiento y servidores para alojar esto y luego la cantidad de energía necesaria para mantener estos mismos, todo el hardware y líneas intermedias,etc.. Para las posteriores millones de visualizaciones del material y esto es solo una parte del consumo energético de Internet..

greenpeacegreen2017consumo

 

Solo el consumo global de China y Estados Unidos supera ya al de este sector de Internet, que por ejemplo dobla al de Japón y triplica al de Alemania.

Para mantener este crecimiento y consumo es verdad que desde hace ya años los grandes actores de Internet como Google, Facebook, Apple, etc.. están trabajando primero en optimizar sus centros de datos y segundo en intentar hacerlos lo más verdes, energéticamente hablando, posible. Ya que sin duda en ello también va su dinero además de su imagen pública.

Greenpeace lleva unos años lanzando un reporte sobre este avance marcando a estas empresas 3 objetivos básicos como compromiso base:

  • Compromiso a largo plazo para llegar a un consumo energetico renovable del 100%
  • Compromiso de transparencia en cuanto al consumo energético (datos de consumo y origen de la energía)
  • Desarrollo de una estrategia para aumentar el porcentaje de energía renovable consumida. Lo que a su vez ayudaría a la toma de decisiones a nivel gubernamental en el mismo sentido.

Por el momento a las 3 empresas (Google, Facebook y Apple) que inicialmente firmaron este compromiso ya se les han unido Adobe, Amazon Web Services(AWS), Box, Digital Realty, Equinix, Etsy, Hewlett Packard Enterprise, Infosys, Microsoft, Naver, Rackspace, Salesforce, SAP, Switch, Workday. Como vemos la mayor parte de empresas son estadounidenses donde su peso dentro del mercado de energía de renovables ya alcanza los 2/3 del total. Greenpeace también ha analizado los nuevos gigantes tecnológicos asiáticos como Tencent, Baidu, Alibaba o Naver pero estos en este punto no disponen del mismo nivel de acceso a fuentes de energía renovable ya que sus países han basado el crecimiento en fuentes de energía fósiles, más baratas a corto plazo.

Greenpeace, resalta que aunque presentes en esta lista de buenas intenciones hay empresas como Amazon que mantiene un alto secretismo en cuanto a su consumo energético y que preocupa su expansión en zonas tradicionalmente consumidoras de energías fósiles como Virginia. Otras empresas emergentes como Netflix, que para que os hagáis una idea del peso del video streaming ya representa 1/3 del tráfico en norteamérica aún están por dar este paso hacia la sostenibilidad de todo el sistema y tiene uno de las mayores huellas de todas las compañías analizadas.

greenpeacegreen2017tabla

En este completísimo análisis de Greenpeace podéis ver los datos divididos por tipo de compañía, CDN, video streaming (Youtube, Vimeo, Netflix, HBO..), audio streaming (iTunes, Spotify..), mensajería (Skype, WhatsApp..), motores de búsqueda (Google, Bing, Yahoo..), redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter…), blogs (WordPress, Blogger… y comercio online (Amazon, Ebay..). Estos datos puede que no sean suficiente para que cambiemos de un servicio a otro pero si se les da visibilidad sobretodo a los peores si que sin duda motivará un cierto cambio.

Fuente Greenpeace



Source link

Dejar una respuesta