Compartir


Aunque el ransomware es un tipo de malware que lleva tiempo ocupando portadas en los medios centrados en la ciberseguridad, no ha sido hasta la expansión reciente de WannaCry cuando se ha dado a conocer de forma clara ante el público general.

WannaCry ha infectado a más de 200.000 ordenadores en 150 países, gracias a que utilizó un mecanismo de esparcimiento derivado de las herramientas robadas y filtradas de la NSA. De hecho es su mecanismo de esparcimiento lo que hace peligroso a WannaCry, ya que en lo que se refiere al ransomware, no parece algo fuera de lo común y estándar dentro de este tipo de malware. Tras la primera oleada, Europol está avisando sobre una nueva versión tipo gusano que podría terminar siendo incluso más peligrosa que la anterior.

Muchos ransomware no pueden ser descifrados de forma gratuita, provocando que el daño causado sea irreparable al menos se pase por la caja de los ciberdelincuentes, y en caso de de ser una empresa, esto puede derivar en fuertes pérdidas, tanto a nivel de económico como de clientes.

Con el fin de evitar que el ransomware se convierta en un episodio trágico para una empresa, Kaspersky Anti-Ransomware es una herramienta gratuita creada para proteger, sobre todo a pequeñas y medianas empresas, del ransomware y el cryptomalware. Funciona con cualquier otra solución de seguridad sin necesidad de instalar los productos de Kaspersky Lab.

Kaspersky Anti-Ransomware es una herramienta que ayuda a prevenir la infección de un tipo de malware que si bien no es el más extendido, sí se ha mostrado posiblemente como el más peligroso. Por otro lado, esto no evita el tener que tomar medidas de precaución adicionales debido a la peligrosidad mencionada.

En la informática toda medida de seguridad tomada puede terminar siendo poca, así que cuantas más medidas se tomen, mejor.



Source link

Dejar una respuesta