Compartir


La Inteligencia Artificial está cambiando la manera de funcionar de las empresas, tanto a nivel interno como de cara al público, abarcando las relaciones entre organizaciones, empelados y clientes.

En un evento celebrado en Madrid el pasado 15 de junio de 2017 que fue organizado por Nuance Communications, se trató el imparable ascenso de la Inteligencia Artificial y los posibles beneficios para empresas y otras organizaciones, sobre todo a la hora de automatizar ciertos aspectos. También se ha recalcado que el trato a los clientes por parte las empresas cambiará de forma notable con el impulso de la mencionada tecnología.

En el evento se presentaron estimaciones diciendo que en 2020 el 85% de las relaciones con los clientes se llevarían a cabo sin una interacción personal, gracias a que la Inteligencia Artifical tendrá la capacidad de escuchar, atender y responder a través de cualquier canal. Este panorama podría insinuar la posible pérdida de puestos de trabajo, pero la realidad es que se crearán otros nuevos debido a la aparición de nuevas tecnologías ligadas a la Inteligencia Artificial.

¿En qué campos puede ayudar la Inteligencia Artificial? Sin duda son muchos, pudiéndose destacar el sanitario y los hogares inteligentes. Por ejemplo, los médicos cada vez pierden más tiempo realizando tareas burocráticas, lo que les quita tiempo para atender correctamente a los pacientes. De hecho, el tiempo empleado para atender a los pacientes se ha reducido en un 40% en los últimos tiempos debido a la cada vez mayor informatización de los historiales clínicos. En este segmento, la aplicación de la Inteligencia Artificial podría liberar al médico de ciertas tareas administrativas y tener así más tiempo para atender correctamente a los pacientes, pudiendo utilizar, por ejemplo, tecnologías de reconocimiento de voz que podrían hasta ayudarle en el diagnóstico.

El impacto económico es otro punto a tener en cuenta, ya que para el año 2020 se espera que la Inteligencia Artificial mueva un mercado de más de 40.000 millones de dólares. Esta cantidad iría subiendo de forma galopante en los próximos cinco años, superando los 100.000 millones de dólares en 2025. Esto muestra el imparable ascenso de la tecnología que protagoniza esta entrada, que en un futuro próximo estará muy presente en nuestras vidas.

Los hogares inteligentes son una tendencia que va ganando fuerza. Según la consultora Gartner, actualmente hay unos cinco millones de dispositivos inteligentes para el hogar conectados diariamente en todo el mundo, y se estima que la tendencia vaya en aumento con el paso de los años. Con estos números sobre la mesa, es obvio que a los hogares inteligentes les queda mucho camino por recorrer a nivel comercial, habiéndose estimado la existencia de más de 270 millones de hogares inteligentes para el año 2022.

En lo que se refiere a la expansión de los hogares inteligentes, los proveedores de servicios de comunicación jugarán un papel fundamental a la hora de ofrecer un servicio de calidad que funcione correctamente cuando el usuario lo necesite y a través del canal adecuado.



Source link

Dejar una respuesta