Compartir


Microsoft acaba de anunciar la versión más potente de Windows 10 con el nombre de Windows 10 Pro for Workstations. Esta incluirá ciertas características destinadas a los usuarios profesionales más exigentes como memoria no volátil, baja latencia, máxima velocidad en tareas de red, sistema de ficheros resiliente, etc..

 

Se podría pensar que con Windows 10 Microsoft iniciaba un camino hacia el producto único pero el concepto de OneCore es algo diferente. Con OneCore Microsoft lo que hace es basar las múltiples variaciones de Windows 10 (exactamente 10 con esta última) en un mismo núcleo compartido que luego modifica y ajusta para los diferentes usos para los que se vaya a dedicar.

Como decíamos ya tenemos 10 versiones diferentes de Windows 10 cada una con sus particularidades por lo que antes de elegir una sobretodo si adquirimos la licencia por separado conviene estudiar sus características para elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades. La lista de versiones es la siguiente:

  • Windows 10 Home
  • Windows 10 Enterprise
  • Windows 10 Education
  • Windows 10 IoT
  • Windows 10 Mobile
  • Windows 10 Mobile Enterprise
  • Windows 10 Pro
  • Windows 10 Pro for Business
  • Windows 10 Pro for Workstations
  • Windows 10 S

Vamos a centrarnos en Windows 10 Pro for Workstations que es la última en ser anunciada y sin duda la que presenta unas características más potentes e interesantes.

Windows 10 Pro for Workstations, que será lanzada durante el Q4 de 2017, está pensada para usuarios avanzados y hardware de última generación e incluye características de nivel servidor para soportar tareas de alta demanda. Las características diferenciadoras respecto a Windows 10 Pro son las siguiente:

  • ReFs (Sistema de ficheros resiliente) – Este sistema de ficheros proporciona de manera automática resiliencia de datos similares al cloud en entornos de alta demanda. Diseñado para resistir a corrupciones de datos y optimizado para manejar grandes cantidades de datos ReFS protege los datos con flujos de integridad entre los diferentes almacenamientos de datos que tengamos en espejo detectando cuando alguno de ellos se degrada sustituyéndolo automáticamente por alguna copia buena.
  • Memoria no volátil – Windows 10 Pro for Workstations incluye la utilización de módulos de memoria NVDIMM-N que aparte de ofrecer máxima velocidad de lectura / escritura tienen la particularidad de ser no volátiles, por lo que nuestros datos permanecerán en ella aún si apagamos el sistema.
  • Mejora en velocidad al compartir ficheros – Se incluye la función de SMB Direct que a su vez soporta los adaptadores de red con RDMA (Remote Direct Memory Access) que ofrece máximas velocidades de red con una latencia y uso de CPU mínimas. Esto es crítico para aumentar esta velocidad de transferencia en grandes volúmenes de datos.
  • Soporte de hardware – Podremos instalar esta versión de Windows 10 Pro en máquinas hasta ahora reservadas a Windows Server como procesadores Intel Xeon o AMD Opteron con hasta cuatro procesadores y 6TB de memoria.

Esta versión de Windows 10, que se podría ver como una versión reducida de Windows Server es sin duda la más potente de Windows 10. A falta de ver precios, como decía al principio habrá que ver bien que necesitamos realmente a la hora de escoger versión para no encontrarnos con limitaciones o al contrario trabajando en versiones muy por encima de las necesidades reales.

Fuente Microsoft



Source link

Dejar una respuesta