Compartir


El IoT nos ha propuesto conectar todo tipo de dispositivos a Internet. No, no nos referimos (solo) a los tradicionales PC, smartphones y tablets, sino a cosas quizá más inverosímiles como un coche, una nevera, un termostato e incluso una cerradura inteligente.

El hecho de que cada vez más cosas estén computerizadas hace que un fallo de software pueda dejarlas inutilizadas, algo que puede resultar siendo crítico cuando la “cosa inteligente” tiene como función garantizar la seguridad y la privacidad personal.

Eso es lo que le ha pasado a unas 500 cerraduras inteligentes de LockState, una compañía radicada en Colorado, Estados Unidos. Una actualización de firmware liberada de forma equivocada el lunes de esta semana para el modelo 6000i, cuyo precio es de 469 dólares, deja el teclado inutilizable y la cerradura inoperable.

El origen está en que la actualización iba en un principio destinada a los modelos 7000i, sin embargo, acabó enviada a las cerraduras 6000i de forma equivocada. Lo peor es que, al quedar la cerradura inoperable, esta no puede volverse a conectar para hacer un downgrade, requiriendo de la realización de una actualización manual y de forma presencial para poder corregir el problema.

La situación solo deja dos opciones a los usuarios, los cuales tienen que cargar con los gastos de envío: Quitar la solapa trasera de la cerradura y enviarla al fabricante para que la actualice manualmente o pedir una cerradura de reemplazo.

Fuente: The Hacker News



Source link

Dejar una respuesta