Compartir


Según los recientes artículos aparecidos tanto en el New York Times como en el Wall Street Journal, la firma de antivirus rusa Kaspersky, habría colaborado con la inteligencia rusa modificando su antivirus para que este, dentro de sus rutinas habituales, localizase y obtuviera archivos confidenciales y secretos de EEUU.

 

No corren buenos tiempos para Kaspersky. En el punto de mira de las agencias de seguridad norteamericanas desde hace ya un tiempo por su supuesta conexión y colaboración con la inteligencia rusa, ha vuelto a ser señalada esta vez por dos de los más importantes periódicos estadounidenses. En sendos artículos, el Wall Street Journal y posteriormente el New York Times siguen la historia del descubrimiento de que el antivirus Kaspersky contendría en sus scans rutinarios procesos para la búsqueda e identificación de archivos basado en patrones y palabras claves como “Top Secret” u otras utilizadas por la inteligencia estadounidenses para posteriormente exfiltrar estos archivos hacia Rusia. Según las informaciones, esto solo sería posible con la colaboración y conocimiento de Kaspersky.

El aviso presumiblemente lo dieron hace ya años los servicios de inteligencia israelies que a su vez habían obtenido acceso a la red de Kaspersky y vieron por casualidad estas rutinas en acción. Tras lo cual se inició una investigación para intentar reproducir estos comportamientos en un entorno controlado y que han desembocado en estas informaciones y en las recientes prohibiciones por parte de la administración estadounidense del uso de cualquier producto de Kaspersky.

Por su parte Kaspersky niega completamente tanto el conocimiento como su relación con estos hechos reiterando su disposición a colaborar con las autoridades estadounidenses para solucionar el asunto. Por su parte la agencia Reuters informó que los servicios de inteligencia alemanes no disponian de ninguna evidencia para soportar estas acusaciones.

Fuente SecurityLedger
Fuente Wall Street Journal
Fuente New York Times



Source link

Dejar una respuesta