¿Todavía usas Stylish? Cambia a Stylus cuanto antes si te preocupa tu privacidad

A principios de mes nuestros compañeros de MuyLinux se hicieron eco del escándalo que surgió en torno a Stylish, una conocida extensión para navegadores web que permite cambiar el apariencia de las páginas web empleando CSS.

El problema en torno a Stylish vino a partir de un cambios de manos. Antes estaba mantenida por una única persona que decidió descontinuar su desarrollo y desde enero de 2017 está bajo el paraguas e SimilarWeb, una empresa dedicada a análiticas web y al rastreo de la actividad en la red, usando métodos que para algunos son más que cuestionables.

SimilarWeb ha intentado aprovecharse del hecho de que Stylish contaba con 2 millones de usuarios introduciendo un cambio que le permitía rastrear toda la actividad en línea de los usuarios con fines comerciales. La introducción de esta característica generó mucha polémica, ya que estaba muy alejada de los propósitos originales de la extensión, que era la de permitir cambiar el aspectos de las páginas web.

Entre los datos rastreados, están todas las URL mostradas a través del navegador, incluidos los campos GET en caso de tenerlos, así que podría registrar hasta el token correspondiente a un cambio de contraseña, por ejemplo. Los resultados de las búsquedas también quedaban registrados, por lo que se puede obtener una información muy precisa de los intereses de los usuarios. Toda esa actividad de rastreo estaba amparada por una política de datos que ocupaba 3.000 palabras, demasiadas para leerlas y más delante de un monitor, que cansa mucho más la vista.

El problema de Stylish no es la actividad de rastreo en sí, cosa que se hace desde muchos frentes, sino cómo lo hace, abarcando datos del usuarios de forma bastante indiscriminada y comprometiendo la privacidad hasta límites que no son aceptables. Ante esta situación, Mozilla decidió tomar cartas en el asunto y eliminar Stylish de su tienda de extensiones, movimiento que luego fue imitado por Google en Chrome Web Store y Opera.

Lo peor es que a día de hoy Stylish sigue contando con casi la misma cantidad de usuarios que antes de destaparse el escándalo, y posiblemente muchos de ellos todavía no se hayan enterado de lo que están haciendo, muy posiblemente contra su voluntad. Como alternativa, nuestros compañeros de MuyLinux han recomendado Sytlus, que es software libre, no rastrea y está disponible para Firefox, Chrome y Opera.

Fuente: Naked Security

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here