rastreo de ubicaciones

Organizaciones de consumo de siete países europeos han interpuesto una demanda coordinada contra Google por un supuesto incumplimiento de la GDPR en el rastreo de ubicaciones.

Google manipula a los usuarios para rastrearlos de forma constante“, aseguran estas asociaciones reunidas en la Organización Europea del Consumidor (BEUC) en una demanda que tendrán que revisar los reguladores de privacidad de los respectivos países.  

BEUC explica que Google utiliza varios métodos para animar a los usuarios a habilitar el “historial de ubicación” y la “actividad de la aplicación y la web”, que están integrados en todas las cuentas de usuario de Google.

“Estas prácticas desleales dejan a los consumidores sin información sobre el uso de sus datos personales e incumplen el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), ya que Google carece de una base legal válida para procesar los datos en cuestión”, dicen desde la asociación.

El informe original de la asociación noruega que han apoyado el resto de organizaciones, explica que “Google utiliza un diseño engañoso e información que conduce a error, que tiene como resultado que los usuarios acepten estar constantemente rastreados.

Es por ello que concluyen que “el consentimiento de los usuarios en estas circunstancias no se otorga libremente ante los trucos y prácticas para asegurarse de que los usuarios tengan estas funciones activadas y además, sin proporcionar información sencilla sobre lo que esto implica”.

Recordemos que el nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea exige que el consentimiento para procesar datos personales (por ejemplo, las ubicaciones) debe ser específico, informado y entregado libremente.

Google ha explicado que “el historial de ubicaciones está desactivado de forma predeterminada, y se puede editar, eliminar o pausar en cualquier momento”. Sin embargo, la firma ha reconocido que aún pausado y siguiendo sus políticas, “dejamos claro que -dependiendo de la configuración de tu teléfono y aplicación-, aún podríamos recopilar y utilizar datos de ubicación para mejorar tu experiencia de Google”, agregaron.

“Estamos trabajando constantemente para mejorar nuestros controles, y leeremos este informe detenidamente para ver si hay cosas que podamos tener en cuenta”, concluye el comunicado de Google.

Google ya se enfrenta a una demanda en Estados Unidos por motivos similares y se encuentra ampliamente cuestionado en los últimos años por sus prácticas de privacidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here