Vulnerabilidad en USB

La seguridad de los datos no es una de las grandes prioridades de las empresas españolas. Y menos aún, si esos datos se encuentran almacenados en unidades USB, fáciles de olvidar o perder y en las que muchos trabajadores por descuido o de forma intencionada guardan información que puede resultar crítica para la actividad del negocio.

De hecho, como explica Kingston en su informe «Estado actual de la protección de datos corporativos en España» aunque el 57% de las compañías españolas utilizan dispositivos USB, únicamente el 8% reconoce que invertir una parte importante de sus recursos económicos en potenciar la protección de estos datos (como también los que se encuentran en discos SSD y otros sistemas de almacenamiento) es una prioridad.

Consecuencia de lo anterior es que según ha explicado Pedro Gonzáles, desarrollador de negocio de Kingston España, «el 73% de las empresas españolas ha sufrido al menos una brecha de seguridad en el último año» pero es que además, un 19% de las compañías declaran que han sufrido entre tres y cinco brechas en ese periodo de tiempo.

¿Qué porcentaje del presupuesto del departamento de TI invierte su empresa en protección de datos?

Esto que se puede producir en cualquier medio de almacenamiento de la empresa, se dispara en el caso de los dispositivos USB. Así, González afirma que «la tendencia a utilizar dispositivos personales en entornos corporativos está muy extendida, pero las empresas pasan por alto los bajos o inexistentes niveles de seguridad de este tipo de productos como USB, por lo que no son verdaderamente conscientes del riesgo que supone para la seguridad de la información».

No es un riesgo menor si tenemos en cuenta que el informe refleja además que la mayoría de los empleados de las organizaciones encuestadas (73%) utilizan dos o más dispositivos USB para trabajar, y que en la inmensa mayoría de los casos carecen de tecnología de esa tecnología de cifrado por hardware o software que sería deseable para asegurar la integridad de la información en caso de robo, pérdida, etc.

¿Cuál es el peor aspecto de perder un dispositivo de almacenamiento?

Porque como hemos comentado con anterioridad, sí o sí, los dispositivos USB se pierden y de hecho la encuesta refleja en este sentido que más de la mitad de los empleados (59%) reportaron la pérdida de algún dispositivo de almacenamiento con datos corporativos en el último año.

En este sentido, para minimizar el impacto que pudiera tener cualquier problema de seguridad de datos, la compañía recomienda a todo tipo de usuarios apostar por tecnologías de almacenamiento seguro y sobre todo, combinarlas con una oferta de formación en seguridad a los empleados.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here